Corpses Battle – Parte 2: Desesperación

fuegoEl caos que se había creado tras las palabras de Catrina ya se disipó, todos los “Cadáveres Andantes” salieron huyendo sin mirar atrás de ese gran salón, cuando lograron salir lo que vieron al salir no ayudó a la calma de nadie, las calles estaban devastadas y la niebla cubría todo lo que estuviese a la vista. Todos corrieron en direcciones distantas, ocultándose en la niebla para evitar ser cazado por otra de las personas que se encontraban ahí. Brad y el tipo sentado frente a el fueron los últimos en salir, todo dentro del edificio había quedado destrozado por algunos sujetos que ya habían empezado a desarrollar sus habilidades mientras corrían salvajemente hacia la salida. Brad siguió caminando fuera del edificio viendo toda la devastación que había en las calles, el sujeto que se había detenido en la camino tras el hasta que llegaron a la esquina de la acera, ambos se vieron los ojos y el inglés comenzó a hablar “Es bastante extraño…el hecho que estemos aquí…estamos todos muertos…¿cierto?…estoy hablándole a alguien que seguro sabe igual o menos que yo sobre lo que esta pasando…” Ni Brad, ni el apartaban la mirada del otro, “eres el único lo suficientemente idiota como para quedarse frente a alguien que podría eliminarte si quisiera.”
Luego de que dijera eso Brad se dio la vuelta y empezó a caminar volteo su cabeza luego de unos pasos “Ni tu, ni yo sabemos aún como matar al otro, por eso no corrí como todos los demás…” El inglés hizo lo mismo que Brad y ambos se dieron la espalda y caminaron en direcciones opuestas, el inglés volvió a hablarle “No se si eres idiota o si solamente quieres que te eliminen…” Brad siguió hablándole sin dejar de caminar “Mi nombre es Brad Miller, no se que carajo estoy haciendo aquí con todos ustedes y con esa maldita psicópata…pero si se que yo no voy a ser eliminado…y mucho menos por alguien como tu.” ambos pararon en esquinas opuestas de la acera y el inglés contestó “¿Entonces piensas que eres mejor que yo?…no dejes que nadie te elimine… ese placer debe ser mio…mi nombre es Theodore Newton…recuerda ese nombre…” ambos callaron por unos segundos y luego ambos dijeron al unísono “Nos vemos en tu funeral.” luego de eso ambos corrieron a buscar un lugar donde probar sus habilidades entregadas por la Muerte.
Miller se escondió en un callejon, se recostó en una pared que estaba cubierta de graffittis y grietas. Puso ambas manos entre sus piernas y puso su cabeza sobre ellas y cerro sus ojos tratando de recordar como había muerto. Imágenes comenzaron a aparecer en su cabeza.
Antes morir había salido con una chica, tenía cabello largo rizado hasta abajo de los hombros, un flequillo que cubría toda su frente y parte de sus ojos, labios gruesos de tono claro, ojo color miel alargados y llevaba puesto una camisa sin mangas, le quedaba muy larga, y una falda blanca hasta poco abajo de la rodilla, habían ido al cine, iban caminando por las calles en la noche y…des pues nada, no podía recordarlo.
Trató de recordar más, pero lo único que podía recordar era el nombre Kari. Se levantó y emitió un grito lleno de frustración, fue un grito tan fuerte que todos los demás lograron escucharlo. Levantó sus manos y comenzó a golpear la pared en la que se había recostado. La estaba golpeando muy fuerte, sus nudillos comenzaban a sangrar. Comenzó a gritar una pregunta y entre cada palabra daba un puñetazo mas “¿POR…QUÉ… NO…PUEDO…RECORDARLO…?” sus manos dejaron de sangrar y con cada nuevo golpe que daba creaba chispazos. Siguió golpeando la pared mientras lágrimas comenzaban a salir de sus ojos, no podía ver las chispas a través de sus lágrimas. Sus golpes comenzaron además fuertes y pequeñas llamaradas reemplazaron las chispas, continuó así mientras las llamas se volvían más grandes con cada golpe, no le quemaban y no podía sentir su calor. Paro de llorar, limpio sus ojos y dio un último golpe a la pared, le dio la espalda a ese callejón y dio unos pasos caminar, se volteo para ver si había hecho alguna otra grieta en el muro, cuando lo miro, vio todo el muro cubierto en cenizas, levantó sus manos hasta su pecho y las miró, tenía pequeñas llamas en sus palmas. De repente la risa perversa de Catrina comenzó a oírse a través de las calles, cuando paro de reír les dijo a todos “Ojala hayan aprendido a usar las habilidades que les regale…” comenzó a reír otra vez “…ya se quedaron sin tiempo de práctica, les quedan doscientos ochenta minutos para eliminar a alguien y traerme su cadáver para que les de su antídoto…” paro por un segundo “…si no lo hacen ese veneno se encargará de hacer que sientan el infierno antes de que yo los mande ahí…¡BUENA SUERTE, MIS NUEVOS JUGUETITOS!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s